Clásicos deportivos: Aerobic

El mundo del deporte es de lo más variado: hay actividades para todos los gustos, capacidades y niveles. Sin embargo, en cuestión de género podría especular que casi el 50% de la actividad física femenina occidental se basa en el aerobic. Mi primer contacto con esta disciplina fue (al igual que muchísimas otras mujeres) en el calor del hogar a través de uno de los muchos vídeos entrañables de Jane Fonda, la archi-conocida embajadora de esta actividad.

Imagen

Esta actividad debe su fama a la actriz Jane Fonda y a su amplia colección de vídeos para practicar aerobic en casa.

No puedo evitar sonreír al recordar la meticulosa preparación del material, del “vestuario” y los brincos alrededor del comedor. Sólo hay que fijarse en la ropa (en fin, no hace falta decir que no cumple con el requisito de ‘cómoda’ y ‘transpirable’…) para pensar que este deporte no es apto para hombres. ¡Cuál fue mi sorpresa cuando, al llegar a la primera “clase real” en el gimnasio, vi que el monitor era un chico! A día de hoy pienso que nadie lo puede hacer mejor que él. Nada que ver con este simpático grupillo, pero por algo se empieza ¿no?

Chicos, animaos: seguro que vosotros también lo pasáis bien moviendo el esqueleto.

|| (Pausa)

Viernes, viernes… ¡El día más esperado, el final de la semana laborable, la promesa de 48h de ocio! Hoy es viernes, y yo estoy con las pilas descargadas.

Al iniciar una rutina constante de entrenamiento a algun@s se nos olvida que no somos máquinas: nos acostumbramos a cierto ritmo de actividad, y a veces no percibimos que nuestro cuerpo nos pide un respiro. Igual que organizamos nuestro tiempo para ir al gimnasio también tenemos que programar días de descanso.

Imagen

No se vosotros, pero yo después de 3 días seguidos de trabajo me concedo un break; sólo que esta semana se me ha ido de las manos 😉

Evadirse

No pienses, sólo sigue entrenando Uno de los beneficios más poderosos del deporte es la desconexión: el tiempo que pasas haciendo ejercicio es tiempo que te dedicas a ti mismo.

Cuando corres, nadas, haces pesas, bailas, etc. te evades de la realidad. La rutina y los problemas del día a día se evaporan: estás tu y el entorno, tan sólo acompañado por tus pensamientos o la música.

Con el ritmo de vida actual resulta difícil no entrar en un torbellino de estrés; sin embargo, cuando empiezas una la sesión de fitness o te calzas las zapatillas el nivel de concentración es tal que la mente se queda completamente en blanco. Es como reiniciar nuestro sistema corporal, ¿verdad?

¿No existe el dolor?

Martes, 20:50h, sesión de Body Pump.

Cuando entramos y vimos que había una monitora nueva, un mal presentimiento recorrió la sala. ¿El resultado? Masacre colectiva.

Si, esos pinchazos que te hacen moverte como si fueras un muñeco de LEGO...

Vayamos a lo evidente: las agujetas son la resaca deportiva. Pasar 3 o 4 días al estilo Robocop es el precio a pagar cuando empiezas a entrenar, cuando pruebas una actividad nueva o cuando te pasas de la raya. Cada uno conoce sus límites, no dejéis que os los impongan.

Comentario estrella de la experta: “¡¡Venga chicos, que vosotros podéis!! Hay agujetas positivas; mañana, cuando notéis pinchazos en los glúteos, ¡os alegraréis de haber trabajado duro!

… Excepticismo general.

¡No, no daré las gracias por mi trasero masacrado y dolorido!

En compañía

Anoche, víctima del insomnio, leí un tweet de Vitonica preguntando cuál era para nosotros la mejor clase colectiva; iba a contestar cuando me di cuenta que no puedo decidirme sólo por una… Así que por qué conformarse con una cuando se puede tener todo, ¿no? He aquí mi Top3:

#1 BodyCombat

Es una actividad ideal para los más activos y enérgicos: descarga toda tu energía y/o rabia practicando golpes, posturas y patadas de boxeo, artes marciales y kickboxing. ¡Eso si, sin contacto! Chicas, animáos: nosotras también podemos atizar con precisión. 100% recomendable, euforia asegurada (más en el post PODER) y brazos de acero.

#2 Spinning

Y pensar que una servidora creía que no había nada más aburrido que la estática… Todo cambia con un poco de música, ritmo y compañeros. ¡Siente el placer de desafiarte a ti mismo y lleva tus piernas al límite! Ah, pocas actividades mejores que ésta para quemar calorías y ganar fuerza y definición en los muslos.

#3 Step

Pocos hombres he visto yo en esta clase. Corrijo: ninguno. Y es que a las mujeres nos gusta demasiado bailar… Pero si además de divertirte quieres hacer ejercicio, no hay nada mejor que introducir un elemento externo al cuerpo, el step (causa frecuente de caídas y sensación de ridículo en principiantes; tranquilas, la experiencia está en la práctica). Es fantástico si quieres hacer cardio sin darte cuenta, además de mejorar el equilibrio y el dominio del espacio.