Evadirse

No pienses, sólo sigue entrenando Uno de los beneficios más poderosos del deporte es la desconexión: el tiempo que pasas haciendo ejercicio es tiempo que te dedicas a ti mismo.

Cuando corres, nadas, haces pesas, bailas, etc. te evades de la realidad. La rutina y los problemas del día a día se evaporan: estás tu y el entorno, tan sólo acompañado por tus pensamientos o la música.

Con el ritmo de vida actual resulta difícil no entrar en un torbellino de estrés; sin embargo, cuando empiezas una la sesión de fitness o te calzas las zapatillas el nivel de concentración es tal que la mente se queda completamente en blanco. Es como reiniciar nuestro sistema corporal, ¿verdad?

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s