¿Crees en la reencarnación?

Supongo que a muchos os habrá llamado la atención, como a mi en su día, la frase ‘Antes era una lechuga, ahora soy deportista‘; cuando la leí por primera vez, estampada en una camiseta negra de la talla M, pensé: “Madre mía, me encanta, pero no podré ponérmela hasta que esté en forma…”.

(Lo sé, es ridículo, pero el sentido del ridículo está muy presente durante la adolescencia…)

Imagen

Esa camiseta ha sido el mejor regalo que me han hecho en años, porque el querer llevarla hizo que empezase a hacer deporte. Y es que, aunque suene a tópico o a frase motivacional, el deporte te cambia; además de lo evidente (mejora tu condición física, es obvio), ese tiempo de esfuerzo relaja tu cuerpo y tu mente y se acaba convirtiendo en una fuente de inspiración y reflexiones curiosas. Os lo dice la nueva versión de la persona más vaga del mundo, así que os aseguro que es 100% cierto.

Así que no lo penséis más:
¡Dejad atrás vuestra antigua vida vegetal!

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s